Seguiré pensando en ti, al recordar tu rostro alegre,
tu decisión y tu carácter, tu risa que llenaba la casa,
las veces en que pasamos por el agua de limón
tan fresca y tan sabrosa que terminaba con el calor del mediodía,
seguiré pensando en ti…Rosa, Rosa una gran mujer, mi madrina de Primera Comunión,
Al terminar tu peregrinar por esta tierra, sólo te nos adelantas,
seguiremos el camino que Jesús nos enseñó
y un día volveremos a encontrarnos,  allá en el cielo, cuando estemos listos
y nuestro Padre nos llame por fin  para encontrarnos también con Él,
y por su gran Misericordia le alabaremos eternamente, amén.

paraMariaeneltiernoabrazo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s