Sucedió en un lugar y en un momento.

Sucedió en un lugar y en un momento. El amor se nos dio todo en amor con todo el amor, debió venir y ser entregado en el mundo y para salvar al hombre,  Dios desde el Cielo ya nos había dado su amor con todo su amor en la creación, ahora se entrega no en su Cielo, sino en el mundo para salvar al hombre del pecado y de la muerte. Así nosotros como su cuerpo místico que es la Iglesia debemos también abnegados morir en y para el mundo para resucitar un día como Jesús porque a los que hemos muerto con Él, Él nos resucitará para la vida eterna.

Mis muy Estimados en Cristo,
que aunque no nos hallamos podido reunir todos hoy, que en nuestro corazón unido al de Cristo sostengamos a nuestros hermanos con nuestra humilde oración,
por los ausentes y los presentes recemos:
un ramillete de Padrenuestro, Ave María y Gloria
por las necesidades espirituales y materiales de la Iglesia,
particularmente por esta comunidad del catecismo en que Dios nuestro Padre nos ha reunido, muchas gracias, Dios les bendiga. Sofi.

en ti confio 3